» En primer lugar, el cliente debe presentar su reclamo ante la entidad financiera, para que sea ella misma la que, en primera instancia, trate de darle solución al problema.

» Si la respuesta de la entidad financiera al reclamo no satisface al cliente, o si transcurridos treinta (30) días calendario éste no ha sido atendido por dicha entidad, el cliente puede presentar por escrito su reclamo ante el DCF.

» Si no existe un reclamo por los mismos hechos, en proceso o concluido, ante cualquier autoridad (INDECOPI, SBS, Poder Judicial, etc.).

» Si el importe del reclamo en su totalidad no es mayor a veinte mil dólares americanos (US$ 20,000.00), o su equivalente en moneda nacional.

» Si el reclamo no se refiere a decisiones de las entidades financieras relativas a conceder o no un crédito o a efectuar o no cualquier otro contrato, o una operación o servicio concreto con personas determinadas, así como sus pactos o condiciones.

» Si el reclamo es sobre hechos producidos con una antigüedad no mayor a tres (03) años o hayan sido descubiertos con una antigüedad no mayor a un (01) año. Así, la oficina del DCF tiene sus propios plazos de prescripción, no interrumpiendo los plazos correspondientes a entidades públicas sancionadoras.